h1

Movimientos improvisados (7)

febrero 14, 2010

La música sonaba alegre cuando entramos al Caldero. Salva entra detrás de mí. Se mete las manos en los bolsillos y mira a su alrededor con una leve sonrisa entre los labios. Respira profundo, sonríe, pero tiene los ojos tristes.
No sé por qué, pero me da un poco de pena. Tal vez este lugar le traiga recuerdos agridulces. Puede que por la chica de pelo rosa. ¿Resultará que Salva tiene su coranzoncito? Tal vez no debería ser tan brusca con él. Está sufriendo aquí porque yo se lo pedí.
Le indico con señas que voy para la barra. Me sigue. En ese momento entran Romero y Ale. El pequeñín parece incómodo, pero trata de disimularlo sonriéndome.
Junto a la barra me cruzo con Julia y Ami. Me abrazan y besan como si no me hubieran visto en años. Se las presento a mis compañeros de piso. Intentan cruzar unas palabras cordiales, pero apenas se hacen escuchar por encima de la música.
Mientras intentan hablar, me giro a la barra, donde Esteban me saluda con la mano. Alzo cuatro dedos de una mano y ya él sabe qué le estoy pidiendo. Cuando las cuatro rubias desfilan sobre la barra, veo que Salva echa mano al bolsillo, le detengo con un gesto, dejando claro que a esta invito yo. Me doy la vuelta y empiezo a repartir las bebidas. Los tres me lo agradecen con una sonrisa.
Son majos. Creo que me alegra vivir con ellos.
La cerveza es un poco amarga, un poco oscura. Más castaña que rubia, bien mirado. Los chicos la saborean.
Romero charla con Ale y Julia, mientras Ami y Salva ríen juntos.
Empieza a sonar una de Ramones. No puedo evitar una sonrisa mientras mis pies siguen el ritmo de la música.
En algún momento, Ami propone que nos hagamos una foto los cuatro. ¿Cómo no había caído antes? Tendríamos que habernos hecho la foto ayer, durante la cena. Pero bueno. Me parece una buena idea y, antes de darme cuenta, tengo a Ale y Salva cada uno a un lado, rodeándome el uno por los hombros, y el otro por la cintura. Detrás de nosotros, Romero rodea los hombros de los otros dos mientras asoma por detrás de mí.
Ami nos dice algo antes de sacar la foto. No la escucho, pero imagino qué es lo que dice.
Cuando el primer destello sale de la cámara, los cuatro gritamos a la vez.
– ¡Patata!

Anuncios

3 comentarios

  1. mmm… Esto me da una idea…
    Y es que yo quería regalarle un dibujo por el fin de la otra novela, pero con lo de la marcha a dónde fui ya no me dio tiempo…
    Pero me da a mi que esta entrada me da una idea para compensarle.

    En vía de mientras
    FELIZ BCD 2010!!!


  2. dios mio han dicho patata! que giro de los acontecimientos 😛



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: